Arzobispo ‘invita a renunciar’ a Pedro Castillo por el bien del Perú: Leyó carta de San Martín a Bolívar (VIDEO)

266
Publicidad

El monseñor Carlos Castillo hizo referencia a la carta de Don José de San Martín a Simón Bolívar en la que el libertador argentino informaba que daba un paso al costado.

Monseñor Carlos Castillo, Arzobispo de Lima, envió un contundente mensaje durante la Misa y Tedeum de este 28 de julio dirigido a la clase política que muchos han interpretado como una ‘invitación a renunciar’ al presidente Pedro Castillo.

El monseñor Castillo hizo referencia a la carta de Don José de San Martín a Simón Bolívar en la que el libertador argentino informaba que daba un paso al costado en la gesta libertadora.

“Don José comprendió que para lograra el bien común del Perú, había que hacer un acto adecuado y justo de desprendimiento. que permitiera una acción efectiva que culminase la guerra. Por ello decidió algo más hondo todavía, retirarse, para dar paso a quien tuviera las fuerzas preparadas para que no retrocediera el proceso libertario republicano”, comentó.

El Arzobispo de Lima precisó que se debe hacer énfasis en el bien común, dejando los intereses personales de lado. Acto seguido, leyó textualmente parte de la carta de San Martín a Simón Bolívar, que data del 29 de agosto de 1822.

EXTRACTO DE LA CARTA DE SAN MARTÍN A BOLÍVAR

“…estoy íntimamente convencido que sean cuales fueren las vicisitudes de la presente guerra, la independencia de la América es irrevocable; pero también lo estoy de que su prolongación causará la ruina de sus pueblos, y es un deber sagrado para los hombres a quienes están confiados sus destinos, evitar la continuación de tamaños males.

En fin, general; mi partido está irrevocablemente tomado. Para el 20 del mes entrante he convocado el primer congreso del Perú y al día siguiente de su instalación me embarcaré para Chile convencido de que mi presencia es el solo obstáculo que le impide a usted venir al Perú con el ejército de su mando.

Para mí hubiese sido el colmo de la felicidad terminar la guerra de la independencia bajo las órdenes de un general a quien América debe su libertad. El destino lo dispone de otro modo y es preciso conformarse.

No dudando que después de mi salida del Perú el gobierno que se establezca reclamará la activa cooperación de Colombia y que usted no podrá negarse a tan justa exigencia, remitiré a usted una nota de todos los jefes cuya conducta militar y privada pueda ser a usted de alguna utilidad su conocimiento”, finalizó.