“Yahaira Plasencia” canta sus risas y penas [LA ENTREVISTA] (VIDEO)

304
Publicidad

Canta desde los 13 años y hoy, a los 28, acaba de estrenar “La cantante”, una versión del himno salsero popularizado por Héctor Lavoe y compuesto por Rubén Blades. Perú21 entrevistó a a Yahaira Plasencia.

Hubo un tiempo que cantó hasta 30 horas a la semana. Empezaba un martes y no paraba hasta el domingo. Los sábados podía estar 10 horas sobre un escenario. Llegaba a casa el lunes a las 6 de la mañana, se alistaba y su padre la llevaba a estudiar, las clases empezaban a las 8 de la mañana. Tenía 17 años y aún no sabía lo que se venía.

Trabaja desde los 9 años bailando, haciendo shows infantiles. En un circo, a los 13, descubrió que podía cantar porque la cantante faltó. Y un casting para la orquesta Son Tentación –cantera, sobre todo, de figuras para la salsa–, al que llegó con uniforme de colegio, fue la puerta para su presente. Días atrás se presentó en el respetado festival colombiano Salsa al Parque, cuando lanzaba “La cantante”, versión del himno salsero popularizado por Héctor Lavoe y compuesto por Rubén Blades, quien en sus redes sociales aplaudió a Yahaira Plasencia.

Nos cita en su departamento. Del segundo piso del edificio, sale su padre. Subimos y nos recibe Yahaira. Bajamos al jardín trasero del inmueble para hacer la entrevista. Su padre ayuda llevando unas sillas. Ella pide ponerse zapatillas para estar más cómoda. Sube una historia a Instagram y me da su celular para incluir mi usuario. Hablamos del Rímac, el barrio donde ella creció en este siglo, el barrio donde crecí el siglo pasado, a la vuelta de su casa. Los vecinos del edificio se asoman por las ventanas y empezamos la entrevista bajo la atenta mirada de su padre, que lleva unos lentes que evocan a Lavoe.

-“La cantante” empezó con buen pie, con la bendición de Rubén Blades.

Cuando leí el post de Rubén Blades me emocioné mucho, por ver que me da un respaldo y valora el trabajo que he hecho con Sergio George, porque no ha sido fácil: cuando me propusieron a hacer la canción, yo tenía mucho miedo. Esta canción es emblemática en la historia de la salsa y las críticas se venían muy fuertes. Pero escuchando la letra me sentía muy identificada. Entonces, dije: “Hay que hacerla”.

-¿Lo de Blades fue sorpresivo o le mandaron el tema?

Fue orgánico. Me estaban maquillando para los Premios Heat 2022 en Punta Cana y mi manager me dice: “Yahaira, mira, Rubén Blades ha puesto esto”. Y no podía creerlo. Ese post también causó mucha reacción en Colombia.

-Ahora, en un programa de televisión revelaste que al comienzo no estuviste de acuerdo con interpretar “El cantante” por ser aburrido y antiguo.

Es una canción que he escuchado desde hace años porque mi familia es salsera, pero le dije a Sergio que no estaba segura si esa canción iba conmigo, porque “El cantante” tiene su estilo. Sergio me dijo que haríamos una versión distinta.

-Por otro lado, no sería extraño que a un joven de este tiempo una salsa de hace más de 40 años le parezca antigua y aburrida.

Sí, pero no es mi caso porque yo escucho salsa antigua, y no solo a Héctor, sino también a La Sonora Ponceña, Frankie Ruiz. Mi hermano Javier es fanático número uno de Héctor Lavoe, hasta tiene un altar de él, donde hay polos, velas, muñecos de Lavoe, sus discos. Mi hermano, el mayor de todos, ama a Héctor Lavoe. Pero es importante acercar la canción a un público juvenil, nuevo.

-¿La gente joven escucha salsa?

Yo creo que sí, por eso este género sigue vigente. La nueva generación, mis colegas, estamos esforzándonos para empoderar el género.

(Su padre interviene en la entrevista y me entrega dos muñecos de Héctor Lavoe que su hijo mayor atesora).

-¿Qué piensa tu hermano de “La cantante”?

Cuando le dije que sería “El cantante”, me miró y me dijo: “¿Estás segura?”. Le dije que sí. “A Héctor Lavoe nadie lo toca”, me dijo. No quiso escucharla en ese momento sino el día del lanzamiento.

-Estaba dudando…

Sí, le había afectado (ríe). Bueno, a mi hermano le gusta más la versión de Héctor, pero igual le pareció linda mi versión.

Yahaira Plasencia.

-¿Dirías que junto a Daniela Darcourt, Amy Gutiérrez y varias chicas más te sientes parte de una generación que ha revitalizado la salsa en el Perú?

Sí. De Son Tentación hemos salido chicas muy talentosas. Fui la primera solista en salir, de ahí entró Daniela, salió Kate (Candela), entró Amy. La mayoría hemos salido de Son Tentación y todas tenemos un súper talento.

-El siglo pasado apenas se hablaba de voces como Laura Mau. Hoy son varias cantantes.

La salsa siempre se ha visto muy caracterizada por lo masculino. Ver mujeres haciendo salsa aún es novedad. Con Son Tentación llegamos a un momento en que no tuvimos tiempo ni para ir a la casa. Me esforcé y a los cuatro, cinco años sentí que podía ir sola. Y lo hice a los 22 años. Pero era inmadura, no tenía la claridad de lo que era ser artista.

-¿Hoy ya tienes la claridad necesaria?

Claro que sí. Si eliges esta carrera, tienes que ser disciplinada, estudiar, mejorar cada día, estar consciente de lo que quieres y adónde quieres ir. Eso lo tengo clarísimo.

-Pero muchos dirán: “Yahaira hace noticia por Farfán”.

Y es algo que me lo recuerdan todo el tiempo. Pero es parte de… Y no puedo esconder esas cosas. Son experiencias que te dejan lecciones. Esa etapa se cerró y ahora vivo otra.

-¿Cómo es Yahaira hoy a los 28 años?

Estoy mucho más consciente de lo que quiero y adónde quiero llegar. Aunque tengo un carácter complicado.

-¿En qué se expresa ello?

Me estreso muy rápido.

-Es que tu adolescencia te la pasaste cantando.

Quiero ir a una discoteca y tengo que preguntar si puedo. Y me dicen: “¿Dónde es?”, “¿con quién vas?”, “no te acerques a…”, “si te ven con él…”. ¿Qué hago? ¿Me paro en un rincón? Es complicado. Pero hoy entiendo que tenemos que sacrificar cosas, antes no. Por ejemplo, si lanzo una canción, tengo que tratar de cuidarme bien para que nada opaque lo que estoy haciendo.

Yahaira Plasencia.

-Bueno, el padrinazgo involuntario de Blades te ha caído como anillo al dedo.

Me dio la venia y me motivó, porque tantas críticas te hacen dudar.

-¿Quisiste dejar la música?

Sí. Más joven, a los 21, 22 años. Me sentía muy presionada en lo mediático. Era muy fuerte, no sabía cómo manejarlo. Estaba asustada. Hasta tuve depresión.

-Y ahora después de un lanzamiento como “La cantante” todo es para arriba…

Quiero que la gente escuche mi música, pero también que el mercado en Perú se abra. Voy a otros países y no se sabe que en el Perú se hace salsa. Y menciono a las mujeres que hacemos salsa, como Daniela, Amy, María Grazia Polanco. Les digo: “Vayan a mi país y vean el talentazo que hay”. Si sale una que se vuelva conocida internacionalmente, los ojos del mundo van a voltear al Perú y todas vamos a salir.

AUTOFICHA:

– “Soy Yahaira Maciel Plasencia Quintanilla. Tengo 28 años, nací en la Maternidad de Lima, un 23 de abril. Viví en Jesús María inicialmente y luego nos mudamos al Rímac, donde estuve desde los 9 hasta los 18 años. Me fui porque ya ganaba platita”.

– “He lanzado muchas canciones, pero todavía no he producido un disco, lo estamos pensando con Sergio George (productor), pero ahora en la industria se saca canciones, es mejor. Para julio se viene una sorpresa muy bonita, ya se van a enterar, algo bien chévere”.

– “Con Sergio vamos hacer una promoción fuerte de ‘La cantante’ en Puerto Rico y Miami para el mes de julio. Y, precisamente, también tenemos una gira en julio por Canadá y Estados Unidos; sobre Europa, se está viendo aún. Todavía no he conocido a Rubén Blades, me encantaría que alguna vez se dé (sonríe)”.