Guía para Sanar un Corazón Roto: Pasos Clave para la Recuperación (VIDEO)

78
Publicidad

El dolor de un corazón roto es una de las experiencias más difíciles de sobrellevar. Sin embargo, para aquellos que creen en la magia y en la conexión con las fuerzas espirituales, hay rituales y hechizos que pueden ayudar a mitigar el dolor y a encontrar el camino hacia la sanación.

Phyllis Curott, una reconocida bruja y autora, comparte en su nuevo libro, ‘Hechizos para una vida plena’ (Editorial Kepler), cómo los hechizos pueden ser una herramienta poderosa para cocrear una vida más plena y satisfactoria. Según Curott, al lanzar un hechizo, nos convertimos en trabajadores de la energía, utilizando fuerzas y recursos que fluyen entre lo visible y lo invisible, entre el Espíritu y la Naturaleza.

En su libro, Curott también explica que, antes de lanzar un hechizo, es importante crear un espacio sagrado y seguro. Uno de los primeros pasos para hacerlo es trazar un círculo mágico. Este círculo actúa como un contenedor de energía, proporcionando un espacio donde podemos estar en comunión con el Espíritu y la Creación mientras lanzamos nuestros hechizos.

Para trazar un círculo mágico, Curott sugiere comenzar en el Este y girar en sentido de las agujas del reloj, visualizando una corriente de energía que se mueve con nosotros. Una vez que hayamos completado el círculo, podemos declarar: ‘Yo creo este círculo como un espacio seguro y sagrado, un lugar entre los mundos donde estos se encuentran, donde el Espíritu y la Tierra son Uno conmigo. ¡Que así sea!’.

Cuando hayamos terminado, podemos cerrar el círculo girando en sentido contrario a las agujas del reloj, visualizando la energía retirándose hacia el centro del círculo y descendiendo hacia la Madre Tierra. Al completar la figura, podemos declarar: ‘El círculo está cerrado’.

Estos son solo algunos de los principios básicos de la magia moderna que Curott comparte en su libro. Si estás interesado en aprender más sobre la magia y cómo puedes utilizarla para mejorar tu vida, te recomiendo que leas ‘Hechizos para una vida plena’ de Phyllis Curott.”

Hechizo para curar un corazón roto

El Agua es el elemento de nuestros sentimientos. Sumergite en lo más profundo de cualquier turbación o problema y encontrarás paz, belleza y amor.

Lanzá este hechizo de Agua y sentí el amor que cura todas las heridas.

El elemento Agua simboliza nuestro mundo sentimental. Foto: ilustración Shutterstock
El elemento Agua simboliza nuestro mundo sentimental. Foto: ilustración Shutterstock

Necesitarás:

  • Una vela blanca.
  • Nueve gotas de aceite esencial de rosa.
  • Algunas rosas blancas.
  • Una bañera.
Prepará todos los elementos antes de empezar. Foto: ilustración Shutterstock
Prepará todos los elementos antes de empezar. Foto: ilustración Shutterstock

Para lanzar el hechizo, seguí los siguientes pasos:

  • Trazá un círculo para mantener dentro las energías curativas.
  • Fijá tu intención de darle el amor y el apoyo que necesitás para sanar.
  • Llená la bañera con agua caliente, las gotas de aceite de rosa y los pétalos de rosa blanca.
  • Pedile al Agua que te ayude a sanar. Pedile que disuelva tu tristeza y sane tu corazón roto. Pedile que se lleve tus penas y te llene de paz.
  • Encendé la vela.
  • Entrá en la bañera y sumergite. Sentí el poder curativo y compasivo del Agua rodeándote y abrazándote.
  • Llorá si lo necesitás. Sentí que el Agua acepta tus lágrimas. El agua salada es curativa.
  • Sentí cómo tus penas se disuelven en el Agua.
  • Concentrate en la belleza, la suavidad y la magia de los pétalos de rosa blanca que flotan en el Agua.
Ritual para los corazones rotos: todo lo que tenés que saber. Foto: ilustración Shutterstock
Ritual para los corazones rotos: todo lo que tenés que saber. Foto: ilustración Shutterstock
  • Ofrecé tu amor a las rosas y al Agua. Sentí el amor que estás poniendo en el Agua, el amor que fluye a tu alrededor y dentro de vos.
  • Sentí el amor que te das a vos misma/o.
  • Sentí cómo se cura tu corazón.
  • Cuando estés lista/o, salí de la bañera. Agradecé al Agua. Recogé los pétalos y ponelos en un cuenco.
  • Apagá la vela. Cerrá el círculo.

Ahora actuá de acuerdo. Descansá bien por la noche. Por la mañana, esparcí los pétalos fuera. Seguí cuidándote con suavidad, paciencia y cariño. La curación lleva su tiempo.

Fragmento del nuevo libro “Hechizos para vivir bien”, de Phyllis Curott, editado por Kepler.

VIDEO RECOMENDADO: